TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

Es fundamental que las indicaciones del Plan Alimentario Personalizado y de la Actividad Física, así como el seguimiento, sea realizado por un profesional de la salud capacitado.

Tratamiento

Es de amplio conocimiento que una pérdida de 10% del exceso de peso ya propociona efectos beneficiosos sobre la salud. La pérdida lenta de peso (alrededor de un kilo por semana) suele resultar más eficaz a largo plazo para evitar recuperarlo.

Para mantener un peso saludable, debería realizar cambios simples del estilo de vida, como reducir el tamaño de las porciones, evitar comer fuera de horario, seguir una Alimentación Saludable (aumento del consumo de frutas, verduras y cereales) y practicar ejercicio con regularidad. El apoyo familiar debe estar presente en todo momento.

Alimentos recomendados

  • Lácteos: leches, yogures y leches cultivadas descremadas.
  • Quesos: untables blancos descremados, maduros descremados, ricota descremada
  • Huevo: pueden consumirse hasta tres unidades semanales.
  • Carnes: cortes magros de vaca como lomo, peceto, nalga y cuadril. Carnes blancas de pescado y pollo sin piel ni grasa.
  • Hortalizas: todas están permitidas, haciendo hincapié en aquellas de hoja verde, consumiéndolas crudas en lo posible. Con menor frecuencia consumir papa, batata y choclo.
  • Frutas: todas permitidas, preferentemente comerlas crudas y si es posible con su cáscara. En menor frecuencia consumir banana, higo y uvas.
  • Cereales y derivados: pastas secas, arroz integral, arroz blanco, avena y sémola. Se deberá tener precaución con los fideos al huevo, pastas rellenas y tapas de tartas y empanadas.
  • Panificados: se recomienda el francés pues los de salvado pueden estar elaborados con alto contenido de grasa. También galletitas de bajo tenor graso.
  • Dulces y mermeladas: se prefieren dietéticos.
  • Edulcorantes: para endulzar preparaciones.
  • Cuerpos grasos: aceites vegetales. Se recomiendan los de uva, maíz, girasol y oliva. No deben ser sometidos a cocción o calentamiento.
  • Infusiones: café con moderación, té, mate, manzanilla y boldo.
  • Bebidas: agua con o sin gas, jugos de frutas naturales, jugos comerciales dietéticos, bebidas a base de hierbas dietéticas.
  • Condimentos: sal, aromáticos, aliáceos, picantes, vinagre y jugo de limón.


Beneficios del ejercicio físico practicado con regularidad

  1. Mejora la salud cardiovascular.
  2. Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes.
  3. Reduce las cifras de presión arterial.
  4. Mejora el control de la hipertensión o la diabetes en los individuos con estas enfermedades.
  5. Tiene efectos beneficiosos sobre la artrosis, el dolor de espalda y la depresión.
  6. Reduce el estrés.
  7. Mejora el humor y el nivel de energía.
  8. Favorece la pérdida de peso.

NutriAdvisor